ÉXITO DE “LA PIÑONA” EN MONDA
JULIO 2012 Entre la Costa del Sol y el Valle del Guadalhorce, se alza la villa de Monda, enclave privilegiado en el que el pasado sábado 28 de Julio pudimos disfrutar de otra magnífica interpretación de LUCIA ALVAREZ “LA PIÑONA” dentro de la decimosexta edición del Festival de Flamenco “Villa de Monda”. El cartel de este año ha tenido un marcado carácter femenino, recordando la importancia y el buen hacer de las mujeres en el mundo de las tablas. Así, junto al baile de la Piñona, estuvieron al cante Ana Fargas y Tomasa Guerrero “La Macanita”, precedidas por el joven cantaor local Andi Gómez, que sirvió de apertura a una noche llena de emociones. Durante las tres horas que duró el recital en el hermoso escenario situado frente al pórtico de la Iglesia de Santiago, el numeroso público allí reunido pudimos asistir a un despliegue riquísimo de arte y sentimiento. La Piñona intervino tras el cantar sentido y valiente de Ana Fargas, y estuvo acompañada por el cante de Moi de Morón y Trini de la Isla, y la guitarra de Miguel Pérez. Eligió para empezar unas alegrías, vestida con una preciosa bata de cola blanca y mantón azul, con las que hizo suyo el escenario, mandando y dominando en cada rincón del tablao, bailando con un derroche de fuerza, emotividad y elegancia, con los que conquistó a la audiencia, haciéndolos vibrar. Tras este primer baile, se bajó a cambiar el vestido, dejando en el escenario a Moi de Morón y Trini de la Isla, que cantaron por tonás. Subió nuevamente, envuelta en un vestido negro azabache, que recortaba su estilizada figura sobre el fondo blanco de la pared de la iglesia. Interpretó unas seguiriyas, templando los pasos y movimientos, cargando en cada gesto toda la emoción, con la que contagiaba a un público cada vez más entregado y deslumbrado, que visiblemente emocionado, arrancó en una larga ovación al finalizar. Cerró el espectáculo Tomasa Guerrero “La Macanita”, considerada una de las figuras más emblemáticas del cante jerezano, que cantando por tientos, soleares, malagueñas-granaínas y bulerías puso el broche final. En este punto de la noche, todos los artistas que habían intervenido en el festival subieron al escenario, bailando y cantando en una fiesta final por bulerías, con la que los que tuvimos la suerte de poder estar allí, nos retiramos con un muy buen sabor de boca.

Cartel de Monda